Compresión

A continuación, os voy a desmenuzar la que es para mí, la herramienta de sonido más importante y a su vez la mas desconocida. Aunque todos hayamos oído hablar en alguna ocasión del compresor, pocas son las personas que saben sacarle el máximo provecho a todos sus parámetros, para que lo entendáis, es como comprarse una cámara de fotos de 6000 eurazos y dejar las funciones en modo automático, al final no os estaría prestando más rendimiento que cualquier otra cámara 20 veces más barata.

Así que por eso he decidido abrir mi entrada a este blog hablándoos de esta obra de arte de la ingeniería, quiero enseñaros a sacarle todo el partido posible a esta joya, para que así vosotros, amantes del sonido, podcasters, proto directores de vuestro propio programa de radio saquéis todo el jugo a vuestras voces acercándoos al sonido de leyendas como: Luis del Olmo, Pepa Bueno, Iñaki Gabilondo, Julia Otero y un largo etcétera de voces con mayúsculas de la radio difusión.

Así que, sin más, coged papel y boli porque vamos a empezar.

 

El compresor es un componente electrónico cuya función principal es reducir el rango dinámico de la señal, es decir, reduce la distancia entre el pico mas alto y el mas bajo sin que se note su presencia.

Las funciones mas habituales y obvias son aquellas en las que son necesarias minimizar los cambios de nivel entre el micrófono y la fuente sonora. Cuando hay que conseguir una sensación de alta intensidad de volumen sin llegar a saturar y distorsionar, es decir, sin llegar a romper la señal (por ejemplo, en emisoras comerciales de FM o en Spot publicitarios), aunque existen más razones para utilizarlo.

  • Controlar la energía de una señal: la sensibilidad del oído humano a las variaciones de energía es mucha, así que por ello deberemos usar una compresión siempre suave y sutil, para que no resulte evidente, como hemos dicho antes mantendremos una señal mas constante y estable si el locutor en este caso se aleja o acerca al micrófono.
  • Controlar nivel pico: controlar los niveles de salida para en este caso proteger al equipo (altavoces, amplificadores, etc.…) de posibles daños provocados por picos de sonido descontrolados.
  • Reducir el margen dinámico: si atenuamos los picos de la señal, por defecto estaremos reduciendo su rango dinámico, puesto que muchos equipos están limitados por los picos, esto nos permite subir el nivel RMS (nivel medio de sonido) de la señal.

Parámetros de un compresor, toda la aparatología en lo que a compresión se refiere manejan los mismos parámetros, ya sean bien en formato físico como digital.

  • Threshold (umbral): Es el primer y más importante control a tener en cuenta, nos indica en que momento va a empezar a trabajar el compresor, es decir, si tenemos una señal de audio con picos puntuales, el threshold marcara el punto en el que va a empezar a comprimir el sonido, estableciendo el umbral de trabajo. Decidir como ajustar este parámetro dependerá de la cantidad de señal que queramos comprimir o de picos que necesitemos o queramos controlar.
  • Ratio (proporción): Una vez establecido el umbral en nuestro compresor, pasaríamos a establecer la proporción de señal que será comprimida pasado el umbral o threshold esta proporción se indica en la siguiente forma: 1:1, 2:1, 4:1, ∞:1, etc.

Esto quiere decir que si marcamos una proporción por ejemplo de 2:1 el compresor solo permitiría 1dB por cada 2dB que superen el umbral y así sucesivamente ya que, si sobrepasaran por ejemplo 10dB, el compresor solo permitiría el paso de 5dB. Si estableciéramos ratios muy elevados por ejemplo 20:1 dejaríamos de comprimir y empezaría lo que se llama efecto de Limitador, que como su propio nombre indica impide que la señal sobrepase el umbral marcado. Un buen comienzo para trabajar la compresión será la proporción 4:1.

  • Gain reduction (reducción de ganancia): Es el indicador por el cual podemos controlar la cantidad de señal que se esta comprimiendo en dB, aunque en teoría, la mejor manera de controlar la reducción de ganancia será el propio oído.
  • Attack (ataque): Este es uno de los parámetros mas interesantes ya que nos permite ajustar la velocidad en milisegundos con la que va a empezar a trabajar el compresor una vez el sonido a atravesado el umbral, la importancia de un correcto ajuste radica en que si es demasiado rápido al cortar la señal tendremos sensación de caída del sonido y si por el contrario el ajuste es muy lento podrían colarse picos e impedir un correcto funcionamiento del compresor, aun así siempre se recomienda poner el ataque lo más rápido que nos permita el compresor, sobre todo y como es en nuestro caso trabajando con voces.
  • Gain make-up (ganancia de salida): Una vez realizada la compresión, tendremos la sensación de bajada o reducción del volumen, la función de este parámetro será la de restaurar la ganancia inicial, es decir, que, si hubiésemos reducido la ganancia durante el proceso de compresión en 5dB, este parámetro nos permite volver a aumentar esos dB perdidos durante el proceso de compresión.
  • Knee (codo): Esta función configurable no aparece en todos los compresores ya que no es un parámetro de control, si no una forma de funcionamiento que a su vez podemos configurar de dos formas:
    • Hard Knee (codo agresivo): como hemos visto antes el compresor comenzara a trabajar en el umbral indicado, con esta configuración, reduciremos la ganancia al instante
    • Soft Knee (codo suave): al contrario que la configuración anterior esta permite una compresión mas suave y progresiva a partir del umbral marcado.

Para finalizar os daré una referencia que podréis usar como punto de partida, a medida que vayáis ganado oído y destreza iréis afinado un poco más, ya que como dije antes la herramienta mas importante cuando trabajamos con sonido es nuestro propio oído.

 

  ATACK                  RELEASE                         RATIO                   CODO                  REDUC. GAIN

RÁPIDO                 0.5/AUTO                         2:1, 6:1                  SUAVE                      3-9dB

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *